miércoles, 26 de junio de 2013

Memoria y copla

A don Antonio, viejo maestro jubilado, le gustaba explicar las cosas del lenguaje, que tienen todas que ver con la vida, echándose un cantecito por lo bajini, cuando la concurrencia era la apropiada según su convencimiento. En cierta ocasión vespertina y en la taberna, arañó sus recuerdos para disipar una duda con estos versos:

Anda y que te den morcillas,
morcillas envenenás,
como si fueras un perro
peligroso de verdá.

No hay comentarios: