miércoles, 26 de junio de 2013

Memoria y copla

A don Antonio, viejo maestro jubilado, le gustaba explicar las cosas del lenguaje, que tienen todas que ver con la vida, echándose un cantecito por lo bajini, cuando la concurrencia era la apropiada según su convencimiento. En cierta ocasión vespertina y en la taberna, arañó sus recuerdos para disipar una duda con estos versos:

Anda y que te den morcillas,
morcillas envenenás,
como si fueras un perro
peligroso de verdá.

jueves, 20 de junio de 2013

Rana sonriente


Guerra y paz

Platón

Antes de responder a tu pregunta
con otro interrogante, mi discípulo,
dejarás que te alumbre las sospechas
con esta breve historia de la guerra.
Y escucha tú también, pues desperdicio
verás que no contiene la basura:

Dos guiñapos colgaban de los pies
a la sombra de un roble amarillento;
los bultos se mecían con el viento
y las faldas vestían al revés.

Cuando quiera, dijeron en francés,
vuelva usted, capitán, por alimento
a este hogar donde olvida su tormento.
Todo había cambiado en solo un mes.

Cuánto y cómo reían las hermanas
al recorrer un cuerpo compartido
por sus lenguas rollizas y tempranas
en cualquier parte donde hicieron nido.

El soldado alemán mesó sus canas
y, pasando de largo, dio un silbido.

Aristóteles

¿A quién debemos, ínclito Platón,
reflejo semejante de dureza?

Diógenes

Digamos que entre Hesíodo y Homero
se encuentra el responsable del soneto...

Platón

¿Del poder de los hombres en la tierra
es la guerra la máxima expresión?

miércoles, 19 de junio de 2013

Soñar y vivir

Una de las últimas anotaciones de don Antonio Ruiz de Henestrosa en su cuaderno, "previo al libro", fue el epigrama que le había sido robado, como tantos otros, al gran poeta latino Marco Valerio Marcial por la mano de un envidioso sin talento, ni escrúpulos:

Soñar es recordar lo bueno
con la esperanza de volver a vivirlo,
aunque sea de otra manera.

Y vivir es darse cuenta
de que lo bueno no fue para tanto,
ni lo malo tampoco.